Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

House

 

Aprovecho para hablar hoy de esta serie porque en breve van a empezar a echarla en Cuatro y así tendréis todos oportunidad de descubrirla. En la FOX llevn ya un par de meses echándola y cada vez me parece mejor. Por otro lado, es una serie que ha enganchado a mi padre también, y eso es un logro bastante grande, ya que él casi nunca ve ni series ni películas que sean demasiado complicadas y ésta le encanta.

¿De qué va? Pues el Dr. House (Hugh Laurie, en la foto, que acaba de recibir el Globo de Oro por protagonizar esta serie precisamente) es un médico adicto a los calmantes, que debe tomar por su cojera, que es un auténtico genio. El único problema que tiene es que no se le da bien tratar a la gente. De hecho, trata a la gente bastante mal. Pero les cura. Una gran frase que resume estoe s cuando habla a los padres de un muchacho enfermo y les dice "¿Qué prefieren, un médico que no haga nada para salvar a su hijo, pero que esté cogiéndole la mano cuando agoniza como una madre o uno que le cure? Hagan ustedes su trabajo y yo haré el mío." En ningún momento intentan justificarte esta actitud, de hecho sus compañeros deben sufrir esto también, y odian cómo es, pero saben que es un tío que sabe hacer su trabajo: se mantiene en la sombra y ayuda a todos los doctores a curar al enfermo.

 

Bueno, la cosa es que al Hospital Universitario donde trabaja House con su equipo (tres médicos fabulosos y Wilson, que es el oncólogo amigo de House) llegan enfermedades extrañas, que no saben que son en un primer momento, y como si de un caso policiaco se tratara, van resolviendo qué es lo que le pasa al paciente. ¿Alicientes? Es como un crimen donde el asesino es la enfermedad y van trabajando siempre a contrareloj por la vida del enfermo.

Otra secuencia genial fue en un capítulo en el que una paciente venía a él y los análisis delataban que había abortado. Ella decía que no podía ser, que llevaba sin tener contacto con hombres desde hacía varios años. House exclama sarcásticamente: "Una inmaculada concepción!" Ella le pregunta que qué debe hacer y él le dice muy serio "Monte una religión".

 

 

Los guiones son fabulosos. Siempre hay un caso principal, uno o dos casos anecdóticos y la trama principal que se va desdenvolviendo capítulo a capítulo. ¿Qué consigues con esto? Que alguien que coge la serie en el quinto capítulo no se aburra y pueda seguir la serie, y además que se vaya enterando de partes de la trama principal. Eso siempre hilado muy fino, con un sarcasmo y una acidez difíciles de superar.

Una serie creada y producida por Brian Singer (Sospechosos habituales, X-Men), que además es un claro homenaje a Sherlock Holmes (no es casual que House se llame así o que el único amigo de verdad que tiene dentro del Hospital Universitario se llame Wilson, o que House sea drogadicto).

 

House y Wilson, los modernos Holmes y Watson de la medicina

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

torpin -

nada nada aupa! 4400

* -

Me encanta esta serie, y ayer me llevé un alegrón de que Hugh Laurie se llevara el Golden Globe, porque se lo merece. Resulta raro verle en el papel de House cuando llevas años admirándole como uno de los mejores actores británicos que es, pero ahí se demuestra su valía...

A la m***da CSI: ole por House!!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres