Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

El Señor Dave McKean

El Señor Dave McKean Para los que no lo sepáis, el Señor Gaiman y Mr. McKean acaban de terminar una película que llegará a nuestras pantallas en este año (o eso espeero), llamada MIRRORMASK. El trailer es impresionante, me he pasado diez minutos recogiendo mandíbula del suelo y fregando el suelo de babas... cada plano se convierte en un cuadro en manos de Dave y el guión de Gaiman será, seguro, tan impecable como el que hace para Sandman o para la serie de Neverwhere, por poner dos ejemplos. Os animo a echarle un ojo a la web, donde encontraréis trailer, fotos, fondos de pantalla... (pinchad el enlace, seguro que os gusta)

Os pego aquí un artículo que escribí para mi trabajo que me valió un SB en "Arte del S. XX" sobre las "Relaciones e influencias mutuas entre el cómic y el arte contemporáneo" en el que dedicaba un amplio espacio a la labor como ilustrador y dibujante de cómics a McKean (mis otros elegidos para dicho trabajo, en cuanto a cómic, eran Mignola, Allred, Sam Kieth. Ahora habría metido también a Bill Sienkiewicz.)

Espero que, al menos, os parezca interesante.

Siempre que me pregunta alguien si el cómic es un arte me da por citar a McKean. Y es porque tanto su formación artística como sus intenciones son más propias de un pintor que de un contador de historias. McKean, lo malo que tiene, es que sabe hacer ambas cosas a la perfección.

Dave McKean

Nacido en 1965, en 1987 publica junto a su amigo Neil Gaiman “Violent cases” que será la primera de una larguísima lista de colaboraciones con el guionista inglés, ya que se encargará de crear las portadas de toda la serie “Sandman” que durará más de diez años.

El arte de McKean, aparte de ser uno de los ilustradores/dibujantes mejor formados del panorama internacional artísticamente hablando, tiene una clara influencia surrealista, dado el simbolismo que va a tribuyendo a cada uno de los elementos con los que juega, aunque también bebe del cubismo o del expresionismo, ya que le gusta utilizar el collage (ya sea por medios físicos o informáticos) o romper las líneas de perspectiva y mostrar las distintas facetas de un mismo objeto.

En las portadas de “Sandman”, obras por las que es más conocido, McKean se propone desde el principio de la serie que no aparezca el protagonista, Morfeo, el Señor de los Sueños. Y de este modo se obliga a crear diferentes estilos de portada para cada arco argumental intentando que cada cuadro no refleje fielmente lo que cuenta el cómic, sino que evoque o sugiera sentimientos. Incluso que sirva como esa barrera que separa la realidad del sueño, como un límite entre nuestro mundo y el que estamos a punto de invadir.

Asimismo utiliza la secuencialidad más absoluta en obras como “Un vaso de agua” (obra que ilustra la portada de este trabajo) en el que McKean se limita a retratar a una anciana junto a una venta casi sin moverla pero que según las cosas que va contando va utilizando distintos estilos que van desde la aguada más dulce al romper del papel o los trazos violentos del lápiz sobre su rostro, casi aplicando la técnica de Warhol, aunque más tibia, menos estridente como corresponde al tema.

En “Violent cases” su primera obra publicada, que ha sido definida como “una mezcla de recuerdos de infancia, reconstrucción de un pasado violento y comentario de la magia de quedar deslumbrado por los acontecimientos recordados, que evoca sensaciones familiares de una manera poco familiar” Dave despunta empleando el collage ya con trozos de tela, para enlazarnos con su pasado en la escuela de Bella Artes, ya sea con fotografías tomadas de ceniceros, o de metros de sastre, con un tono lúgubre y oscuro para sorprendernos de vez en cuando con páginas casi blancas, representando los faros del coche que deslumbran al protagonista, o el cielo sobre el bosque. Incluso rompe algunas viñetas con el “Bang” de una pistola, recurso metalingüístico dentro del cómic, aprovechándose del lenguaje de tebeo por todos conocido para darle una vuelta de tuerca más. Igualmente juega con fotografías de películas de gangsters para ilustrar las experiencias que tiene el protagonista con los amigos de su padre, todos pertenecientes a la mafia y cómo él los recuerda más por su parecido con Bogart o con Cagney que con cómo eran en realidad, una sensación que nos es a todos más que familiar. Incluso utiliza la misma imagen, o una variación muy leve para señalarnos en distintas viñetas el punto de vista subjetivo del narrador.

En “Arkham asylum”, refleja por medio de la misma técnica, aunque ya con papel negro siempre, los diferentes estadios de la locura, con un lenguaje más propio de los surrealistas que del cómic, como luego volverá hacer en su participación en “Noches eternas” y su relato de Delirio. No obstante en “Arkham asylum” por ejemplo se notan las referencias dalinianas en los insectos que corren por los cuerpos de los locos, los constantes juegos de figuras que a primera vista parecen una cosa y al concentrarse se ve que son otra, los recuerdos infantiles. Incluso podemos ver algunas referencias a Klimt en la manera que tiene de disponer las figuras y rodearlas con un halo de figuras geométricas, esas poses estereotipadas pero sensuales a la vez que se funden con el fondo a menudo para darnos esa sensación de extrañeza.

Las portadas de Sandman, lo que será su obra más conocida, juega siempre con el estado de sueño y utiliza imágenes de lo cotidiano (fotos de David Bowie o de Kennedy, huevos decorativos, estanterías, alfileres…) para darles un nuevo sentido más poético y extraño.
No obstante McKean no sólo utiliza el collage o la pintura. Sus grabados y dibujos a lápiz son igualmente sumamente interesantes y recuerdan mucho a las xilografías de los expresionistas alemanes, en los que las proporciones humanas se dejan a un lado en pro de la expresividad de los sentimientos de dolor, o de extraña alegría. Utiliza perfectamente los negros y los blancos, aunque lo que haya hecho su “marca de la casa” sean los collages o las composiciones de fotografías y dibujos.

Igual que su faceta como fotógrafo, que utiliza para sus fotomontajes ,que en parte son deudores de la utilización de la fotografía que hacían los dadaístas, y su objetivo curioso que es capaz de encontrar formas bellas en radiografías, o en la forma de ramificación de los capilares de un pulmón o en la herrumbre de una cerradura. Es en su faceta de fotógrafo donde McKean despliega su lado más poético, llegando incluso a mostrar la belleza de un polluelo que apenas ha salido del huevo o de miles de rostros con los ojos cerrados que forman a su vez otro más grande con los ojos muy abiertos.

Igualmente ha trabajado las cartas de tarot que aquí se muestran con la misma técnica que le ha hecho famoso en las portadas de Sandman. Utilizando fotografias y dibujos, compone escenas inquietantes, que sugieren más que dejan ver y que dan la sensación de ser mucho más de lo que vemos.

Alisa Withley, editora de Sandman, siempre comenta que la creatividad de McKean viene porque vive en una casa diseñada por él que tiene todas las habitaciones redondas y que de cada pata de mesas, o camas, surgen miles de ramas de árbol.

Incluso ha explotado su faceta como cineasta, creando imágenes igualmente inquietantes para el comienzo de la serie de TV “Neverwhere” de la BBC, en la que su amigo Gaiman de nuevo era guionista. Así vemos que raro es el material o la técnica que no trabaje y a la que imprima su carácter.

Lo más curioso cuando enseño a alguien alguna obra de Dave es que piensan que es de algún artista de galería (de hecho, McKean ha expuesto en muchas galerías de arte su trabajo en cómic o en ilustración en las portadas de Sandman). Y en mi opinión, su trabajo es mucho mas interesante que el de la mayoría de exposiciones que se presentan en galerías, exposiciones de artistas que se dedican a explotar las formas y temas ya de por todos sabidos (bodegones, aguadas, retratos, marinas…) sin dotarlos de un nuevo lenguaje o de una expresividad como es capaz McKean.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Jamfris -

Hola!

Pues tenías razón, te has currado un buen posts sobre el amigo McKean!

Y yo también tengo ganas de que se estrene la película... a ver si con un poco de suerte se ponen las pilas con Buenos Presagios!

Borja -

ja ja ja, pues es cierto Veti. Aunque, la verdad es que en "arkham asylum" lo que tiene menos importancia es Batman, a mi parecer. Pero no, no es intencionado. :D

Veti -

Impresionante el trailer. The Longest Journey, La historia interminable, El mago de Oz (hay que ver lo que ha influenciado esta peli), Alicia... Y si nos ponemos a buscar influencias, también está The Cell, pero eso igual sería blasfemia.
Bueno, ahora a esperar a que salga el DVD en Amazon UK, porque si tengo que esperar a verla en el cine voy listo.
Oye una cosita, ¿la omisión de la palabra "Batman" al hablar del "Arkham Asylum" es intencionada o no te parecía relevante?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres