Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

My super imagination

Os voy a confesar una cosa: las películas de miedo nunca me han dado miedo.

Es decir, lo que me da miedo no esla película en sí, sino alimentar una cosa que me da miedo de verdad: mi imaginación.

Siempre he sido una persona muy imaginativa. Tengo la imaginación hiperdesarrollada. Las pesadillas que tenía de pequeño (y de mayor) son terribles. Sí, ya sé que las pesadillas no son plato de gusto de nadie, pero las mías siempre han sido especielmente creativas y especialmente terroríficas. Me daban ataques de llorar, de no dormir en toda la noche... De hecho la mayoría de las noches en las que no podía dormir era porque tenía miedo de lo que pudiera pasar esa noche. Rezaba todas las noches para no tener pesadillas. Y a veces aún lo hago.

Sé que nunca tomaré nada alucinógeno por miedo a lo que pueda ver en la realidad, que puede ser ya la repanocha. Pero es que mi imaginación a veces es mi peor enemigo, a la vez que es mi mejor amigo en la mayoría de las ocasiones.

 Sé que tomarme algo raro sería desatar a todas esas criaturas que tengo en mi interior que no siempre son agradables, y que vendrían a por mí, o a hacer daño a mis seres queridos.

En fin. Es lo que tiene tener una mente como un laboratorio de científico...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres