Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

Plumas invitadas 2: Sergio

"Nunca es sencillo describir el talento de una persona a la que quieres. Es decir, es más sencillo que casi cualquier otra cosa, pero puede parecer que el hecho de que te unan vínculos sentimentales con él puede facilitarte en exceso el trabajo y tal vez llegues a pecar de oportunista. Supongo que la honestidad tiene mucho que ver en este asunto, así que trataré de ser sincero y de no tener que exagerar un ápice este texto.

Borja es artista. Lo oyes así y parece que comparas la aseveración con algo parecido a Marcial, eres el más grande, pero nada más lejos de la realidad. Digamos, y no me quiero poner espeso con el tema, que arte es aquello que transmite y gusta. Es decir, que tiene una doble vertiente: la sensual, lo que percibes a través de la vista o el oído, y la cognitiva, aquello que esa obra quiere decirte, aquello que el autor ha querido expresar. Y Borja es artista porque reúne las dos cualidades, pero con una premisa fundamental y anterior: tiene talento para expresar lo que piensa.

Recuerdo la primera vez que crucé mi camino con Borja. Le conocía de vista, en el colegio, como conoces casi a cualquier persona. Le has visto en el patio, has cruzado alguna vez alguna palabra con él… Un fin de semana de convivencia colegial en Pascua hizo que supiera quién era aquel chaval que hacía garabatos tan bien. Desde entonces he podido comprobar cómo Borja dibuja de una manera innata. Ha practicado desde que le conozco, claro está, pero para él dibujar es como para los demás hablar. Uno ve algo y las palabras le sirven para describirlo. Borja lo piensa metido en una viñeta o en un marco. Le pone los colores perfectos y adecuados a cómo debería ser (creo que hasta al Greco le quiere pintar el Entierro del Conde Orgaz de un color más intenso). Y lo cojonudo es que le sale. Lo plasma, lo describe con trazos. Lo que quiere decir con su dibujo lo dice y además te gusta la manera en la que lo hace. Puede ser Lobezno, un Corto Maltés trasnochado, el cartel de Guardias, Guardias o una caricatura de House. Pero también puede ser un cuerpo fofo, un futbolista con grandes dientes o una mujer desnuda. Es impresionante además, porque cuando llegas a conocer un poco a Borja, consigues averiguar cómo es su estado de ánimo a través de lo que está dibujando en ese momento. Si es urgente, si es pausado, si necesita algo, si quiere ofrecer alguna cosa… Eso es lo genial del talento de Yagüe. No dibuja sólo porque le sale. Dibuja porque lo necesita como vehículo de expresión.

En mi casa hay una pared con su nombre, él ya lo sabe. "

Ambos textos me han encantado y ya saben ellos dos que se lo agradezco muchísimo. Os quiero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres