Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

MIke Teavee

MIke Teavee Así acaba esta serie de poemas de Roald Dahl.
Espero que os hayan gustado y los hayáis leido como niños pequeños, que hayáis gozado con ellos... vamos, que os cupiera una sandía por el culo de lo que lo estáis gozando.
Tras estos poemillas volvemos cuanto antes a la programación habitual.
Si queréis comentad si os han gustado o qué os han parecido. Si nos os ha gustado, prometo no volver a hacer nada parecido.

MIKE TEAVEE

Lo más importante que sabemos
En lo que a niños se refiere
Es NUNCA NUNCA dejarles
Que se acerquen a la televisión.
O aún mejor, ni siquiera compres
La malvada caja de atontar.
En casi todas las casas que hemos visitado
Les hemos visto babear delante de la pantalla
Miran y se arrastran y se tumban
Y miran y miran hasta que se les caen los ojos.
(La semana pasada en una casa vimos
Una docena de ojos por el suelo caidos)
Se sientan y miran y sentados mirando
Hasta que se quedan hipnotizados
Hasta que se emborrachan del todo
Con la basura que emiten
Ya sabemos que se quedan quietos
Que no trepan por el ventanal
Que ni se pelean ni dan patadas
Que te dejan tranquila cocinar
Y lavar los platos en la pila.
¿Pero te has parado a pensar
Lo que le haces a tu querubín?
¡LE PUDRE LE RAZONAMIENTO!
¡LE MATA LA IMAGINACIÓN!
¡LE OBSTRUYE Y AHOGA LA MENTE!
¡FABRICA NIÑOS SOSOS Y CIEGOS!
¡YA NO PUEDEN ENTENDER
LA FANTASÍA O LOS CUENTOS!
¡SU CEREBRO SE ABLANDA COMO EL QUESO!
¡SU PENSAMIENTO SE OXIDA Y SE AGRIETA!
¡YA NO PIENSA! ¡SÓLO MIRA!
“De acuerdo, de acuerdo” dirás
“pero si les quitamos la tele
¿Con qué entretendremos a
Nuestros queridos niños? ¡Hablad!
Responderemos preguntando
¿Qué solían hacer nuestros pequeños?
¿Cómo se quedaban tranquilos
Antes de que ese monstruo se inventara?
¿Lo has olvidado? ¿Ya no te acuerdas?
Alto y claro lo diremos
¡ANTES… LEÍAN! Leían y leían
Y leían y leían y después
Leían un rato más ¡Por Dios! ¡Pardiez!
La mitad de su vida eran los libros
Las estanterías llenas a mogollón
Libros en el suelo de la escuela
Y en el dormitorio o en la cama
¡Má libros, esperando a ser leídos!
Con historias fantásticas y finas,
De dragones, reinas, gitanos y ardillas
Islas con tesoro, costas lejanas,
Con ladrones que remas en sus barcas
Piratas con pantalones morados
Y barcos y elefantes alados
Y caníbales que remueven las ollas
Cocinando cosas calentitas
(Huele bien ¿Qué puede ser?
¡Fíjate!¡Es el bueno de Manuel!)
Los más pequeños tenían a Beatrix Potter
Con Mr Tod el malvado,
Y la ardilla Nutkin, el cerdito Bland
Y Mrs. Tiggy Winckle y
Cómo ganó su joroba
Y cómo el mono perdió su cola.
Y el Sr. Sapo, y cómo no,
El Señor Rata y el Señor Topo.
Oh, libros, libros que adoraban
Esos niños de antaño…
Así que por favor os rogamos
Que tiréis la tele a la basura.
Y en su sitio instalar
una bonita estantería
Pasando de las cosas feas,
Los gritos, patadas y mordiscos,
Y niños pegándose con palos…
No temáis, prometemos
Que en una semana o dos
Sin tener nada que hacer
Sentirán la necesidad
De algo bueno que leer.
Y cuando empiecen ¡Qué bien!
Verás cómo poco a poco la alegría
Les rebosa por las orejas. Crecerán tan bien
Que se preguntarán qué le vieron
A esa pantalla maldita
Esa nauseabunda, mala, sucia,
Repulsiva caja vacía.
Y más tarde, cada niño
Les adorará por su decisión.
P.D. Observando a Mike Teavee
Sentimos mucho decir
Que habrá que esperar a ver
Si le podemos volver a su tamaño.
Pero si no podemos… Tampoco le hace demasiado daño.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

torpin -

siento decir que lo que más me ha gustado son los dibujos, son mu chu - chu - lis, je! me encantan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres