Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

Veruca Salt

Veruca Salt Ya son tres los niños a los que hemos castigado.
Uno por glotón, otra por mascar chicle continuamente y esta tercera por estar malcriada.
Ya sólo nos falta uno.
Espero que os guste la traducción del poema.

Veruca Salt

Veruca Salt, la malcriada
Se acaba de ir por el desagüe
(Y como bien habíamos pensado
En un caso como el que se ha dado
Debíamos acabar por completo
También hemos tirado a sus padres)
¡Allá va Veruca! ¡ Por la alcantarilla!
Y allí quizás debamos explicar
Que se encontrará en su caída
Amigos raros de verdad
Comparados con lo que deja atrás
Tan refinados no serán.
Una cabeza de pescado cortada
Esta mañana de un bacalao.
“¡Hola, buenos días! ¿Cómo estás?
¿Cómo te encuentras? ¿Qué tal?”
Y un poco más abajo
En masa se acercan a ver
Un trrozo de panceta, gachas rancias,
Una barra de pan dura de anteayer
Un filete que nadie quiso comer
Una ostra d4e una mariscada
Unas salchichas tan podridas
Que huelen de aquí a la Conchinchina.
Una nuez mala, una pera pasada,
Un regalo que dejó el gato en la escalera
Y muchas otras cosas además
Y todas ellas huelen mal.
Estos son los nuevos amigos de Veruca
Que se encontrará en su caída.
Éste es el precio que debe pagar
Por desviarse tanto del camino.
Pero ahora, queridos, puede que estéis pensando:
“¿Está bien que toda la culpa
La infamia y la vergüenza
Caigan sobre la pobre Veruca?
¿Es ella la única culpable?
Porque aunque esté malcriada, y ella lo está,
Una niña no se puede malcriar sola.
¿Quién la malcrió entonces? ¿Quién si no?
¿Quién la dio todo lo que pidió?
¿Quién la hizo una niñata?
¿A quién culpar? ¿Quién lo hizo?”
No hace falta pensar mucho
Para saber quiçenes son los pecadores
Son (y esto es una gran verdad)
Sus amantes padres: MAMÁ y PAPÁ.
Y por eso nos alegramos mucho
Y detrás de ella por el desagüe van.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres