Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

Memoria extensiva

Siempre he admirado a la gente que tiene buena memoria. Pero el otro día, hablando con una persona mayor, me quedé entusiasmado.

Luego me confesó Lorena: "Siempre he pensado en grabarla y después escribirlo." Ella se acuerda de todas las fechas, de todas las caras, todos los acontecimientos, toda una vida.

Pensando en esto me dí cuenta de que nosotros tenemos siempre más vida por delante que a nuestras espaldas, y que puede que cuando lleguemos a viejos alguna enfermedad nos arrebate nuestros recuerdos. Dándome cuenta de esto, tumbado en la cama, y viendo que hay gente a la que le queda de vida más o menos lo mismo que he vivido yo (unos 25 años) me dió una perspectiva de lo insignificantes que somos, de lo corta que es la vida...

En un momento creí comprender todo el sentido de la existencia.

Me dió una sacudida la cabeza, incluso física, como si hubiera acercado la mano a una valla electrificada. Me había acercado mucho a comprender cosas que se supone que no debo entender. En serio, intenté aferrarme a la idea, a luego escribirla, a hacerme rico, fundar una secta o Dios sabe qúé...

Pero se me cayó.

Madre del amor hermoso, qué metafísico se pone uno cuando acaba la carrera...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Frank Einstein -

Lo tengo y me lo he leido. Will Ferguson. Un peacho de libro. Muy divertido.
Y además eso, te das cuenta de que sin deseos la humanidad se va al carajo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sergio -

Hay una novela que se llama Happiness, que escribió un canadiense del que no recuerdo el nombre (Will no-sé-qué) que habla de algo parecido. El tipo que llega a entender el cosmos escribe un libro y todo el que lo lee entra en una especie de felicidad ilusoria. La sociedad se desmorona, porque estamos hechos para estar tristes y para buscar respuestas. Y no es poca cosa...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres