Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

Yo y mi sonrisa permanente

Yo y mi sonrisa permanente Me acuerdo que el padre de mi amigo Antonio siempre decía que yo estaba siempre sonriendo, que no sabía cómo lo hacía. También decía que me parecía a un Simpson (nuca me dijo a cuál, pero ya se encargaría Lorena de especificarmelo tiempo después) pero eso no viene al caso.

La cosa es que pienso que la gente cuando ve a alguien sonriendo piensa automáticamente que es poco inteligente, porque como dice Manu "el cinismo está de moda, y estar serio queda más "cool". Pero a mí no me da la gana. Prefiero que piensen que soy tonto y que luego se den cuenta de que no podían estar más equivocados.

Cuando fui a Estados Unidos la primera vez, yo era el más pequeño del grupo, y en situaciones como aquella me suelo mostrar bastante tímido. Pues había uno que iba diciendo a mis espaldas que yo era tonto y que todos se rieran de mí. No sabía que en realidad, me estaba haciendo amigo de toda esa gente que estaba intentando poner contra mí y que se estaba quedando más solo que la una. Y lo mejor fue el día que me dejaron dibujar. Era el año en que acababan de estrenar el Jorobado de Notre Dame, y hice un Quasimodo gigante, con una gárgola al aldo chulísima en papel continuo. Recuerdo que vino, se quedó con la boca abierta mirando el dibujo y dijo "¿Quién ha hecho esto?" Y le miré y le dije: "Yo. El tonto." Creo recordar que no se volvió a dirigir a mí, pero tampoco pudo poner a ninguno de los amigos que hice allí en mi contra. Gilipollas.

La cosa es que es mejor que la gente piense que eres tonto y luego demostrarles que están equivocados a parecer listo y empezar a decir bobadas y demostrar lo imbécil que eres, cosa que hacen en todos los programas de tertulias (qué de mierda se puede echar por la boca...)"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

arketon -

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es mucho mejor ir de optimista por la vida y con una sonrisa bien grande en la cara (esas de oreja a oreja). Pensar en negativo solo atrae más pensamientos negativos y no veo que ventaja aporta eso. Además, la gente se suele acercar más a las personas sonrientes que a las serias porque ¿quién quiere soportar a alguien que está cabreado?

Un saludo.

torpin -

en serio... no tengo ni guarra de a quien, el único con el que te he encotrado parecido es con el vendedor de objetos retro, sobre todo en la obra de teatro con el bigotito. Pero vamos ni guarra

torpin -

Esta claro que te pareces al pez ese con tres ojos, nops?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

yo -

vaya, vaya, vaya... parece que me estés pidiendo a gritos que diga a quién te me pareces... aunque creo que los demás lo sabrán por sí pispos...

Evenue -

No puedes decir que te pareces aun personaje de los Simpson y luego no ddecira a cual. Confiesa!!!
Si, hay mucho capullo suelto.

Al final me he hecho un blog:

http://mundo-oveja.blogspot.com

Nadj -

Tonto es el q hace tonterias

montemos una empresa de gambas

cuerdas einstein
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres