Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

El dormir adelgaza

El dormir adelgaza O eso han dicho.
Bueno, la cosa es que hoy he dormido muy mal muy mal. Y mientras se dan vueltas en la cama se puede pensar mucho.
Pienso que en la cama (durmiendo, no penséis mal) es cuando se descubre la verdadera individualidad de uno mismo. Es decir, cada uno tiene mil manías o mil formas distintas de dormir. Unos con la ventana abierta, otros cerrada, otros con la puerta cerrada o abierta, unos boca abajo, boca arriba, de lado, destapados, de cara a una pared... Hay mil variaciones. Dudo mucho que dos personas duerman exactamente igual en todo el mundo. Puede que incluso sea tan individual como la huella dactilar.
¿Por qué digo esto? Porque yo tengo varias manías tontas antes de dormir como un tronco. Tengo que leer algo en la cama (esta se suprime si vengo muy pedo), otra es que la cama, si no bien hecha, al menos tiene que estar ordenada: osea, que tenga la sábana por debajo y la manta por encima. No soporto tocar la manta con un pie y la sábana con otro. Y otra es que la almohada no debe ser blanda.
Pero bueno, esto es en mi casa y en condiciones normales. Si no hay más remedio, me duermo donde sea. Pero en mi cama, y en mi casa, la cosa debe ser así.
He dicho.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Superpera -

Bueeeno, mis exigencias son inversamente proporcionales al sueño que tenga, no me considero muy exigente, aunque bueno...cada uno tiene lo suyo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

yo -

a ver, dos cosillas...
1¿cuando vienes pedo? ¿y eso cuándo es? porque...
2 ¿que te gusta la cama como? ¿ordenada?...espera, que voy a revivir a la pobre Manoli que yo creo que la ha dado un soponcio y todo al enterarse...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres