Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

Convirtiendo Malasaña en Treacle Mine Road

Lo de estos dáis del 2 de Mayo (¿por qué las revoluciones se organizan en Mayo? Será por la primavera y todo eso, el florecer...) en Malasaña no para de recordarme a "Night Watch" el MEJOR libro de Terry Pratchett (y eso es decir mucho).

Sam Vimes, por una confusión, viaja a los días de la Gloriosa Revolución de Treacle Mine Road y debe enseñarse a sí mismo, impedir que un psicópata le mate y hacer que las cosas sean como fueron (o algo parecido). La cosa es que el gobierno de Ankh-Morpork está bajo las órdenes de un Patricio paranoico que ha creado a los Inmencionables, un grupo de policía secreta que te sacan als confesiones a palos básicamente, y Vimes debe defender al pueblo. Ahí están todos, desde los idealistas que creen en utopías políticas, hasta el carnicero que lo único que quiere es ver el día siguiente.

Se atrincheran en Treacle Mine Road y alrededores, lugares de callejas pequeñas yescondrijos donde no puede llegar la caballería y montan barricadas con muebles, cajas de fruta, e incluso la silla del abuelo (con el abuelo incluído). Todo esto, organizado por un Vimes desencantado, que hace simplemente "el trabajo que tiene delante" y que no cree en las revoluciones ("No confíes en las revoluciones. Siempre se vuelven contra tí. Por eso se llaman revoluciones. La gente muere y nada cambia.")

Lo de Malasaña... ha sido algo distinto. Puede que el motivo del "macrobotellón" sea sólo una excusa, que lo que haya por debajo sea otra cosa. No obstante, creo que la respuesta ha sido desmesurada, que algo va mal cuando pasan estas cosas y que deberíamos pararnos a reflexionar un poquito. Sobre todo cuando en una de las balas de goma de la policía estaba escrito "Uy, perdón". Hay mucho sádico por ahí suelto, mucho "Inmencionable".

*Hago un pequeño inciso aquí para mostraros la escena que más me impactó de "Night watch". Aunque es delicioso de arriba a abajo.

Vimes y su "yo pasado" entran en el cuartel de los Inmencionables, donde la Guardia nocturna llevaba a los que quedaban tras el "toque de queda" en la ciudad (borrachos, gente que pasaba por ahí...). Allí encuentran salas donde el suelo está empapadod e sangre, brilla algún diente... Vimes joven no puede hablar. Se siente horriblemente culpable, él no sabía qué pasaba allí, llora, vomita... Hasta que se encuentra con el Verdugo. Está inconsciente y atado a una silla. Coge un bate y cuando va a golpearle, Vimes mayor le detiene. Piensa en explicarle todo el concepto de justicia, auqnue el bastardo no se la merezca, pero le da a su "yo" joven la versión resumida: "No se golpea a nadie atado a una silla." ¡Pero él lo hacía!" "Claro. Eso es lo que te diferencia de él"

Todo esto es mucho más complejo y Pratchett lo explica mejor. Pero bueno, leedlo, que seguro que disfrutáis y además os hace pensar. Besitos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Sergio -

A mi me da bastante rabia que los jóvenes nos quejemos porque no nos dejen beber en una plaza y montemos en cólera por esto y no por el precio de la vivienda, la difícil accesibilidad laboral, la inutilidad de los estudios universitarios, los intereses bancarios, la estabilidad de la clase política, los abusos de los medios de comunicación, el precio del petróleo..................... aunque tal vez quejarse en sí mismo ya sea un comienzo y como dices tú, esta reacción esconda algo más. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres