Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

¡Eso son cuentos!

¡Eso son cuentos! Pues ayer terminé "Stardust" de Neil Gaiman (muy recomendado, aunque no es lo mejor que tiene) y esta mañana buscaba desesperado algo que leer en el autobús. Y encontré "El mago de Oz" de L. Frank Baum.
La verdad es que es muy cortito y se lee muy bien.
Pero me ha llamado la atención la introducción que hace el autor.
Básicamente dice que los cuentos de dragones y princesas están pasados de moda y que él quiere hacer un nuevo tipo de cuento más contemporáneo y menos cruel.
Después de esto, me llama la atención la historia del Hombre de Hojalata, que se enamora de una chica que sirve en casa de una bruja. La bruja hechiza el hacha del leñador para que no se case con su criada y hace que se corte primero una pierna, luego otra, luego los brazos, después la cabeza para después partir su cuerpo por la mitad. A cada corte, un amigo hojalatero suyo va recomponiendo su cuerpo hasta que es un hombre entero de hojalata. En fin.
¿Pero por qué se intenta edulcorar los cuentos de los niños? (además, este hombre no lo hace, es de las cosas más crueles que he leído nunca en un cuento) Somos los adultos los que intentamos dorar la píldora en estos cuentos.
Pongo ejemplos: Hänsel y Gretel es la historia de una bruja antropófaga y tirana y unos niños que acaban quemándola viva; la Madrastra de Blancanieves pide su corazón en un cofre después de matarla como prueba (y en el cuento original se lo come); el Lobo de Caperucita se come a la abuela y después a la niña para que el cazador le mate y las saque a las dos; el Lobo de los siete cabritillos se come a todos los hijos de la cabra y luego le llenan el estómago de piedras y le ahogan... ¿sigo?
Todo esto demuestra que los niños son crueles por naturaleza. Pon un gato, un niño y unas latas en una habitación y cierra la puerta. A los cinco minutos oirás:
1: un gato maullando frenético
2: ruidos de muchas latas
y 3: muchas muchas risas
Los niños no saben distinguir entre el bien y el mal.
Pero sí que saben lo que es divertido.

La cita de hoy:
"Ocho años en la industria nuclear me han enseñado que cuando no hay nada que pueda ir mal y todo imprevisto ha sido considerado, entonces es el momento de comprar una casa en el continente de al lado."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

yo ^_^ -

de hecho, caperucita, originalmente era un cuento para que las niñas que se hacen mujeres... (ya sabéis, de ahí lo de la caperuza roja)no escuchen a los lobos que quieren engañarlas con otros fines...
y en el cuento original, al final el lobo acaba en la cama con caperucita, pero no se la come, bueno, no desde cierto punto de vista ^_-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres