Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

MI MÚSICA

Un pequeño apunte musical

Lo siento. Últimamente con lo del CAP y algunas cosas más ando más liadete de lo normal (como el yogurlado: "Eso es bueno") Pero es que no me aguanto una pequeña curiosidad musical que la Señora de Yagüe hizo saltar en mi interior.

¿Son el cantante de los Killers y Lina Morgan la misma persona?

Lo digo porque el estribillo de su "Somebody Told Me"...

... se parece sospechosamente (¡incluso fonéticamente!) al pegadizo tema de "La tonta del bote" 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

A voz en grito

El otro día escribí un artículo bien largo sobre "Monkey: Journey to the west" y se me fue al limbo de Blogia. A la próxima me cambio de servidor.

Cambiando de tema.

Si hay una cosa que no soporto de la música es que suene falsa. Que el tipo que la cante la cante como si fuera karaoke, que no la haga suya. Y esto se suele identificar con varios rasgos comunes. Suelen cerrar los ojos y apretar los labios. Cuando cantan, se preparan cogiendo mucho aire y lo más sorprendente ¡cambian de voz! Cantan con una voz que no es la suya, como si les poseyera un tenor o Papá Pitufo (por poner los dos extremos). Yo creo que si sientes una canción (que para eso casi siempre debes haberla escrito tú o haber experimentado de verdad lo que dice) la cantas con tu voz, con la de todos los días.

¿Para qué toda esta introducción? Pues porque hay canciones que hay que gritarlas. Y ahí tenéis el ejemplo de Screaming Jay Hawkins, que canta "I pu a Spell on You" a voz en grito (que luego versionaría la Creedence también a voces). A este tipo lo echó de su banda Little Richard... ¡por histriónico! Yo creo que, simplemente, le robaba un poco el show (no estoy diciendo que Little Richard no sea un genio, no me malentiendan ustedes.) 

Igual que los Atomic Fireballs, que parece que están poseídos por el vudú y cantan a voz en grito sus hechizos.

 

En fin. Chicos, si alguna vez os hacéis cantantes, aseguraos de que cantáis con vuestra voz, que sois verdaderos. Y no cantantes de chichinabo a los que les escriben canciones sobre cosas que nunca han experimentado.

Como esta niña fabulosa que canta sobre la "sermesa". Nunca ha probado al cervez (ni siquiera sabe pronunciarlo) y hace cosas sólo porque sus padres explotadores se lo mandan. ¡¡Libertad para Wendy Sulca!! (y una vez libre que no la dejen cantar nunca jamás, por Dios)

 

¿Nos están engañando con el CD?

 

 Hace un tiempo, Mr. Costello (alias “Pepe Leches”, como le llama la Señora Yagüe) se desmarcó con una afirmación algo radical “Nos llevan engañando con el CD veinte años". Lo dijo porque sacó su último disco, Momofuku, directamente en vinilo y los que quisimos el CD tuvimos que esperar un par de semanas más. Una herramienta de promoción más. No creo que vaya más allá y no hay que darle más importancia que esa.

Mi amigo Gonzo se echó las manos a la cabeza. “¡Anatema!- dijo- ¿Cómo se puede decir eso?”

Pero creo que, filosóficamente hablando, no va tan desencaminado el amigo Costello.

Pongamos por delante que creo que debemos escuchar música, toda la que podamos y la mejor que podamos, sea en el medio que sea. Y que el MP3 es comodísimo de llevar mucha música de un lado a otro. Y en eso no hay discusión posible.

 

Ahora. Teóricamente (permitid que me ponga espeso):

Pongamos que mi amigo Gonzo y yo nos hemos ido a un concierto. Por supuesto, en directo. Tenemos al cantante, al guitarrista, al bajo y al batería. Esa es la Realidad. Que les vemos a todos y los oímos (por medios eléctricos o acústicos). Vale.

Pongamos a comparar dos artes: la música y la pintura.

Ahora tú lo grabas en un LP y yo lo pinto en un cuadro. Ahí tenemos la representación de la realidad, visual y acústica.  

Pero resulta que, igual que mi cuadro tiene imperfecciones, si pones la música en un vinilo, tiene ciertas imperfecciones. Ambas cosas “desvelan el truco”, o te dan a entender que ambas son imitaciones de la Realidad, que lo que fue real fue ese concierto en el que estuvimos tú y yo. Son representaciones sinceras, no esconden que son imperfectas, al verlas u oírlas eres perfectamente consciente de que estas en tu habitación mirando un cuadro u oyendo un LP de ese concierto al que fuimos ya hace tiempo.

Ahora en lugar de un cuadro hago una foto.

Y tú en lugar de dejar la grabadora al aire, la enchufas a la mesa de mezclas y te haces un Cd.

Es obvio que la calidad de ambas “representaciones de la realidad” es mejor. Tienen una calidad visual y acústica innegablemente mejor. Y el referente está mucho más claro y más diáfano que en un cuadro o un LP.

Pero son representaciones tramposas, porque se alejan tanto del referente como las anteriores, pero te engañan haciéndote creer que estás allí. Congelan el tiempo y lo cristalizan, te hacen “estar allí” sin estarlo.

Creo que lo he dejado claro. Pero claro, es una opinión. Y como dijo John Lennon “Las opiniones son como los ojos del culo: todos tenemos el nuestro”.

En fin. Le prometí que le explicaría mi teoría y aquí la tiene.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No me la puedo quitar de la cabeza

Sólo la he encontrado con imagenes de Kingdom Hearts. Peor bueno, lo que me importa es la música. Pasad de las imágenes si queréis.

La canción se llama "Viva la vida" y es la que da título al disco de Coldplay. Me gusta más que el primer single que han sacado, "Violet Hill", que tampoco está nada mal.

Hornby decía que cuando oía una canción buena necesitaba oirla una y otra vez, como si fuera un puzzle que tuviera que resolver. A mí me pasa muy a menudo lo mismo. Y con esta canción seguro que os pasa.

Y en fin, si en algún lado oís lo del plagio y oís a lo que lo comparan... está muy cogido por los pelos. Pero mucho mucho, en serio.

 

 

I used to rule the world
Seas would rise when I gave the word
Now in the morning I sleep alone
Sweep the streets I used to own

I used to roll the dice
Feel the fear in my enemies eyes
Listen as the crowd would sing:
"Now the old king is dead! Long live the king!"

One minute I held the key
Next the walls were closed on me
And I discovered that my castles stand
Upon pillars of salt, and pillars of sand

I hear Jerusalem bells are ringing
Roman Cavalry choirs are singing
Be my mirror my sword and shield
My missionaries in a foreign field
For some reason I can’t explain
Once you know there was never, never an honest word
That was when I ruled the world

It was the wicked and wild wind
Blew down the doors to let me in.
Shattered windows and the sound of drums
People could not believe what I’d become
Revolutionaries Wait
For my head on a silver plate
Just a puppet on a lonely string
Oh who would ever want to be king?

I hear Jerusalem bells are ringing
Roman Cavalry choirs are singing
Be my mirror my sword and shield
My missionaries in a foreign field
For some reason I can not explain
I know Saint Peter won’t call my name
Never an honest word
And that was when I ruled the world
(Ohhhhh Ohhh Ohhh)

Hear Jerusalem bells are ringings
Roman Cavalry choirs are singing
Be my mirror my sword and shield
My missionaries in a foreign field
For some reason I can not explain
I know Saint Peter will call my name
Never an honest word
But that was when I ruled the world
Oooooh Oooooh Oooooh

¿Y si Kurt siguiera vivo?

Pues probablemente haría cosas como esta. O no.

 

Pero no. Éste es Paul Anka (el de la versión original de My Way) más viejo que la leche haciendo una versión.

Dedicado a Lorena, que seguro que le rechinan los dientes cuando lo vea.

Un bálsamo para el alma: Richard Hawley

Curiosamente descubrí realmente a este  tipo por una iniciativa de Antonio: "La canción del día". Nos mandábamos canciones unos a otros todos los días e íbamos descubriendo o recordando buenas canciones de unos y otros. Era de los Holy days además de Ana, Fer y algún otro. Creo que fue Sergio el que mandó "Just Like the Rain".

Yo ya había oído algo de este hombre. Y de hehco le había visto dos veces en directo como guitarrista de Pulp (es muy amiguete de Jarvis). Pero no me había lanzado a escucharle.

"Lady´s Bridge" su último álbum es una auténtica maravilla. No le desmerecen nada los anteriores "Lowedges" y "Cole´s Corner". Tiene un rollo crooner (a lo Sinatra, Morrisey o Dean Martin) mezclado con lo aprendido de los Beatles, los Smiths o incluso Roy Orbison o Cash, y va con pintas de rocker trasnochado. Toda una mezcla.

Os pongo algunos videolinks por aquí, para que le escuchéis siempre uqe tengais algo de dolor en el alma y queréis que os anime, o os sirva de pomada. Lo siento, es que su voz me recuerda a eso: algo profundo, tranquilo, relajado. Una auténtica pasada, vamos.

"Tonight the streets are ours". Canción gloriosa estilo 60s. A lo Walker Brothers o Scott Walker, o incluso a lo Serge Gainsbourgh.

"Valentine": No, no es la marca de pinturas. Es la canción que abre Lady´s Bridge. Fabulosa, una de mis preferidas.

"Serious": la menos seria del disco. Muy rockerilla al estilo de los años 50, sobre todo por ese comienzo de contrabajo tan "Grease".

"Coles Corner": del disco con el mismo nombre. La más tranquilita. Ponedla en las noches en las que queráis triunfar con las chavalillas, qeu caen seguro. Bajais las luces, dejáis a Hawley cantar y ¡éxito seguro!

Espero que os mole tanto como a mí.

El mito del batería

"¿Cómo sabemos que un escenario está nivelado? Porque al batería se le cae la baba por los dos lados de la boca."

Lo contó Flipy el otro día y me hizo mucha gracias. Aunque, por supuesto, no comparto la opinión de que el batería sea el tonto del grupo.

Yo sólo conozco a un par de baterías, además de mí que me considero un baterista normalito, pero David y sobre todo Sergio son dos tíos muy inteligentes y muy buenos baterías. De hecho, la mayoría de mis amigos que tocan algo de música son incapaces de tocar la batería, ni siquiera de llevar un ritmo bien. Yo alguna vez he intentado aprender a tocar la guitarra (o ahora mismo el ukelele) pero lo que no me falla nunca es el ritmo y la coordinación. Tardaré un poco en aprenderme los acordes, en pulsar todas las cuerdas con la púa, pero el ritmo que marco con  el pie no para.

Para demostraros lo complicadísimo que tiene el ser batería os pongo un par de ejemplos para que flipéis bellotas todos. Y para que os lo penséis bien cuando digáis que el batería es el tonto del grupo.

Gene Krupa

Uno de los más grandes baterías de la historia. Probablemente el primero que organizó la batería tal y como la conocemos hoy y el primero que era la figura central de la banda (por supuesto no era para menos)

Buddy Rich

El primer seguidor del concepto de baterista que hacía Krupa, muy famoso por sus redobles imposibles. El batería como músico solista. Aquí os pongo una "lucha de baterías" entre ambos.

Keith Moon tenía otro concepto del batería, ya menos clásico, claro está, más de rock, pero igualmente impresionante. O incluso más.

Y luego hay gente que me ha preguntado si una batería se afina. Pues claro. Y tiene que dar una escala más o menos coherente. Así puedes conseguir cosas como esta tan guay.

Musicalmente hablando

Escuchar música para mí es un hecho casi privado.

No me refiero a la música que se produce masivamente, en esa bien llamada “industria” musical. De esos engranajes salen los ritmos que te atontarán en el verano que viene, que si tienes suerte se colarán en el repertorio de bodas y bautizos, así como nocheviejas y diversos saraos. Me refiero a la buena música.

Descubres un grupo, lo escuchas, te bajas el disco* y una vez bajado lo escuchas tranquilamente.

*(Ahora que el “canon” famoso nos considera a todos delincuentes por defecto será mejor darles la razón. Yo voy a seguir actuando como antes: me bajo todo lo que puedo. Y de todo eso, me compro lo que vea realmente bueno)

A lo que iba. Las pocas veces que he enseñado a alguien una canción “en directo” me siento algo tonto. Y sobre todo impaciente por ver si esa canción provoca en mi “víctima” la misma reacción que ha tenido en mí. Y es muy raro porque claro, la otra persona se muestra “presionada”.

Las pocas veces que he podido hacer esto sin sentirme incómodo es en el coche. Al fin y al cabo en un coche puedes hacer dos cosas: o hablas con el que va a tu lado, o escuchas música. En el coche de camino al local de ensayo era el mejor lugar donde los Holy Days nos enseñábamos los descubrimientos semanales.

La otra opción, y más normal, era dejarnos discos. Y claro, dejas un disco y esperas la reacción: “¿Qué te ha parecido?” Expectante, porque valoras mucho el criterio musical de tus amigos y esperas que hayan descubierto algún matiz oculto o alguna parte de la letra especialmente bella que se te haya pasado, escuchas su opinión.

Un hecho curioso el de la música. En El Panrisomo colgué un artículo chulo al respecto de la tribalización de la música sobre el que no voy a volver a entrar aquí, pero me sorprendo pensando en eso a menudo.

En fin.

¿Qué estoy escuchando ahora? Cosas del año pasado. Amy Winehouse (ya que todo el mundo hablaba de ella, a ver qué me parecía), The Fratellis, Arctic Monkeys, Sondre Lerche, Beirut, Rufus Wainwright, The Penguin Café Orchestra, Fountains of Wayne (a los que espero ver la semana que viene) … Variadito, vamos.

Os cuelgo el video de "Lollypop" de Mika. Pop de caramelo para empezar bien la vuelta al curro.

 

Maniobra de Heimlich

Siempre había sido un chaval diferente. Eso no era raro; su padre se largó a por tabaco una tarde, su madre murió siendo él muy niño aún. Su tía le regaló una guitarra y una armónica que siempre tocaba camino al colegio. Yo le veía a menudo porque vivía cerca de mi casa. Siempre intenté desentrañar el misterio que escondía ese chico triste que se protegía del mundo bajo una capa de cinismo y de socarronería.

 

Demasiado viejo para ser un chaval de quince años.

 

En la radio no dejaban de sonar Elvis, Chubby Checker, Chuck Berry, Fats Domino… los grandes. Y como yo venía de una familia de músicos y tras el intento fallido de mi padre, que me quería enseñar a tocar la trompeta, a mí me empezaron a tirar también las cuerdas, quizás ensimismado por el aura de ese chico al que pronto llamaría mi amigo.

 

Él tenía un pequeño grupo local, que tocaba en fiestas de instituto y cumpleaños. Yo fui con un amigo a verles y tras la actuación nos acercamos ambos. Nos preguntó qué tocábamos, y el amigo con el que yo venía hizo un punteo perfecto. Yo lo hice bastante bien también, así que nos juntamos los tres.

 

Desde ese día todo fueron actuaciones. Los comienzos fueron algo duros: mucho tocar y poco cobrar. Tanto que decidimos ir a tocar a otro país a probar suerte. Y tras unos años de explotación llegó la explosión.

Mucho éxito. Mucho más de lo que el mundo ha conocido nunca.

 

Tantos viajes en autobús, en avión, noches en hoteles, tantos conciertos, tantas entrevistas, tanta locura. Y él siempre mantuvo esa media sonrisa que le caracterizaba, como sabiendo que el mundo era una broma y que él era el único que había cogido el chiste. Yo siempre fui algo más diplomático, más formal. Sería absurdo no decir que me sentía orgulloso de trabajar con mi mejor amigo, codo con codo, haciendo canciones. Porque él sabía que poca gente le conocía mejor que yo, y conmigo nunca necesitó caretas. Conmigo se dejaba llevar, no tenía que ser el personaje: simplemente ser él.

 

Luego llegaron las discusiones. Peleas de egos, digo yo, que ahora me parecen tan tontas y tan futiles. Por mujeres, por el grupo, por la música, por todo. Nos conocíamos demasiado, ya nos sabíamos casi todos los trucos que el otro tenía en la manga. Y digo casi porque él siempre sacaba una última ocurrencia, algo más extravagante… Su última gran idea fue pensar que podría arreglar el mundo, cuando yo siempre he sabido que lo mejor que puedo hacer es hacer mi trabajo, como me enseñó mi padre. Aunque yo no trabaje en un puerto sino en un estudio de grabación. Hacer las mejores canciones que puedas, hacer al mundo sentir algo bonito en 3 minutos y ya está.

Él aspiraba a más, a cambiar el orden mundial, a traer la paz eterna. Un ideal demasiado grande para mí.

 

Yo estaba de gira con otro grupo cuando sucedió. Con mi mujer, con mis hijas, como una familia del rock. Y le echaba tanto de menos… Por muchos músicos que me encontraba nadie tenía su frescura, su atrevimiento, su locura. Estaba cenando en un restaurante caro de quién sabe qué ciudad del centro de Estados Unidos. Una ciudad de un caballo, que dicen allí. Eran las nueve menos cinco de la noche. Lo recuerdo perfectamente porque estaba aburrido mirando el reloj de pared de la cafetería cuando me atraganté con un pedazo de mi roastbeef con patatas. Se quedó atrancado y toda mi vida pasó por mis ojos. Y le vi a él, firmando autógrafos a la puerta de un hotel. Oí un estruendo y le vi caer al suelo y decía “Me han dado.”

Afortunadamente, mi mujer sabía hacer la maniobra Heimlich y salió disparado el trozo de ternera.

Nunca más la volvería a probar.

Lo disfracé con campañas de vegetarianos (ayudar a cambiar el mundo como hacía él), pero simplemente era porque recordaba a John con cada plato de carne.

Por si acaso no lo habíais visto

De El Cuarteto de Nos "Ya no sé qué hacer conmigo" que estuvieron de concierto hace unas semanas.

El otro día me dijo Pedro que no había visto este video y yo me dí cuenta de que merece la pena (y mucho) que esté en este blog.

¡Disfrutadlo todos! ¡Es la canción preferida de Lorena de este disco!

No hacen falta palabras

Uno de los mejores con una de sus mejores canciones. Y probablemente el mejor video que ha hecho.

Enjoy!

 

Jarvis Cocker- Don´t let him waste your time

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

De verdad que lo intento...

Pero cuando no me tomo las pastillas no hay quien me soporte... Ahora mismo tengo a todos estos chinorris diciendome "Borjaaa" en lugar de "Oha". Cantadla vosotros también así en vuestra cabeza.

Disfrutadlo. Cortesía del Señor Tejón.

No me he podido resistir

Puede que muchos ya la hayáis visto, pero creo que no he visto nada igual... nunca.

LA TIGRESA DEL ORIENTE

 

Hmmm... hoy tocaba video. Creo.

Por si acaso alguno no lo ha visto ya (el video musical, no la peli). Cuando lo vi pensé que era justo al obra de teatro que me hubiera gustado hacer en el colegio. Y no la de "La Molinera y el Molinero", que me tocó hace de prota y besar a una niña muy fea. Si esa niña en lugar de hacer de molinera hubiera hechod e Mary Jane watson... hubiera seguido siendo fea, pero hubiera molado más.

Atentos a la araña radioactiva, que es un auténtico robaplanos. Más majete...(Y la canción es muy muy buena.)

Video dedicado a la Princesa Prometida y a la otra profe, que seguro que tendrán que preparar en breve funciones de find e curso. Curraros algo así de chulo.

(Y Lorena, si lo haces, yo creo que tu Miguel Ángel de Doctor Octopus no tendría precio)

Venid un poquito más cerca

y apoyaos en mí...

Travis- Closer.

Muy bonita. Tanto la canción como el video. Atentos al cameo de Ben Stiller.

 

I love my Pancreas

Mañana este vuestreo blog cumple 3 años de existencia. Y habrá alguna sorpresita que otra, descuidad.

Mientras tanto, os revelo una verdad como un puño: Amo a mi Páncreas. Lo quiero con toda mi alma y pienso que vosotros deberíais de dar el cariño que se merece a tan preciado órgano vital.

(Ah. Y si no lo entendéis, escuchad la maravillosa canción de abajo)

 

La Biblia de neón

Sergio, del que oiréis hablar la semana que viene en este blog, me comentó que Neon Bible no era tan bueno como el anterior, Funeral, de los canadienses Arcade Fire. 

Pero tengo que discrepar. Neon Bible me ha parecido un discazo de pies a cabeza, de principio a fin. Hay algunos temas que me recuerdan a J. S. Bach, otros a un Bruce Spingsteen apocalíptico, otros de una belleza contenida insoportable... Una obra maestra.

todo esto sin desdeñar que Funeral fuera otro disco fuera de serie, pero creo que este segundo no le va a la zaga ni mucho menos.

Echadle un ojo a la web que se han marcado. Están como cabras. 

 

PD La semana que viene este blog cumple 3 añitos. Preparaos porque viene con sorpresas.

Todos lo saben

Hay días que son un poco difíciles. Que te levantan porque tiene que pasar el fontanero a ver una humedad en tu habitación y tú, aunque tengas 25 años, te tapas con el edredón como si tuvieras 10.

Y luego te llama tu novia asustada porque la cocina se ha convertido en un poltergeist y tienes que salir corriendo a coger el coche.

Pues para todos a los que os haya pasado algo parecido. Y sobre todo para ella, que se ha metido un susto de muerte:

 

"Everybody knows" de los siempre fabulosos
"The Divine Comedy"

¡Que suenen las trompetas!

La verdad es que Lorena y yo nos llevamos una sorpresa muy agradable cuando Alicia, una amiga, nos dijo que su regalo de boda iba a ser la música para la iglesia. Ella es flauta travesera profesional, con todos sus años de solfeo, y va a traernos compañeros suyos para que toquen las cansiones que queramos. Un regalazo, vamos.

Sobre todo sabiendo lo sibaritas que somos ambos con lo de las músicas.

Pues pensando en todo esto, no nos ha dicho qué instrumentos van a traer. Y pensando, pensando, me encantaría que trajeran un trompeta.

No sé qué me pasa con ese instrumento, pero cada vez que oigo una melodía (como la del final de Penny Lane, por ejemplo) me enervo. Me llega una alegría brutal al corazón, unas ganas impresionantes de hacer cosas buenas. Y no me sorprende que en als guerras se utilizaran estos instrumentos para hacer que la gente fuera a la guerra, porque tienen un efecto probablemente psicológico, que hace que te bulla la sangre, que vayas a por todas, que te enajene.

Como en Sunshine de los Carrots, o So happy together de The Turtles, o muchas de los Beach Boys, o tantas canciones con preciosas melodías para trompeta.

Y no me pongo a aprender porqwue me da que es difícil. Y ruidoso mientras que no sepas. Pero me encantaría.

¡Al ataque!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Eleanor

Precioso video, preciosa animación y ATENCIÓN: NUEVA versión de la canción ELEANOR PUT YOUR BOOTS ON de los siempre fabulosos (dos discos: dos exitazos) FRANZ FERDINAND

IMPRESCINDIBLE.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres