Blogia
FRANK EINSTEIN: Walking silly since 2004

Plumas invitadas 3: Darío

"Cediendo a la muy insistentes peticiones de Borja (ninguna, vamos) me decido a participar en esta nueva trama de “la pluma invitada”. Evidentemente jamás podré expresarme sentimentalmente como Lorena (ya que los sentimientos hacia el implicado son distintos, gracias a Dios) ni mucho menos escribir como el amigo Sergio (profesional del periodismo) pero sí puedo hablar a mi manera, que ya es bastante particular.

 Tanto Lorena como Sergio han explicado de forma extraordinaria el virtuosismo de aquí el amigo con el lápiz y el papel, cosa que es más que conocida por todos aquellos que hayamos compartido, aunque sólo sea un café y que por supuesto es digno de alabar y de envidiar. Porque hay cosas que son dignas de ser envidiadas y el Don de Borja desde luego lo es. Así que he preferido escribir sobre algo que al menos a mí me ha parecido siempre más fascinante que su arte. Él. 

Conocí a Borja a los 15 años si no recuerdo mal, así que llevamos demasiados años soportándonos el uno al otro, y desde entonces creo que nunca he podido imaginar mi vida sin su presencia (muy a su pesar) En aquel momento, increíblemente convulso de mi vida (para aquellos que lo conozcan) aparecieron en mi vida 3 señores espectaculares, entre ellos él, que fueron referencia y apoyo desde entonces.

 

Borja es una persona con una cualidad casi excepcional en este mundo. Tiene costumbre de creer, como decía el título de aquella película, que “tó er mundo es güeno” y aunque alguien pueda decepcionarle hasta un punto extremo es capaz de mantener semejante criterio, lo cual sorprende en demasía a los escépticos como yo, que primero piensas que todo el mundo es ruin y de vez en cuando alguien te sorprende.

 

Incluso en las situaciones más extremas y complicadas es capaz de conseguir arrancarte una sonrisa, una risa y hasta una carcajada. En esta vida es muy fácil conseguir cabrear a alguien, es muy fácil hacer llorar a alguien, pero harto complicado conseguir que alguien cabreado o triste ría, y eso es muy capaz de hacerlo. Por eso acabas encontrando en él a ese ser humano que te ayuda a escapar de todo y que te hace feliz con muy poco.

 Por supuesto y como todo dios tiene defectos, si no los tuviera no sería persona, pero se quedan muy pequeños en comparación con sus virtudes (cosa también poco usual, a la mayoría nos superan nuestros defectos) Quizá sea por esa inocencia que parece tener, que la esconde cuando quiere, lo que hace que sea capaz de ver la flor de loto que crece en medio del fango y eso... no tiene precio (sobre todo para los que nuestro fango no deja crecer ni a las malas hierbas) 

Gracias por cruzarte en mi camino, deberías haber girado a la derecha en el cruce muchacho, ahora te ves en el camino de la vida soportándome... te aguantas.

 

No cambies nunca."

Pues ahí queda eso. Muchas gracias, campeón. Gracias a todos los que estáis escribiendo cosas tan guays aquí.

Sobre todo en un día en el que he descubierto que algunos viejos amigos pueden volver sólo por el interés.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres